sábado, 12 de mayo de 2018

Pasos

A veces necesitamos reflexionar, cambiar de aires, evadirnos, disfrutar de la soledad, respirar, buscar inspiración o relajarnos para romper con la rutina que nos abruma día a día con presión y cansancio.  Una de las soluciones más recomendables y saludables a este problema, es salir a pasear a un entorno natural donde podamos observar un paisaje agradable y disfrutar al menos media hora al día. Durante el paseo podemos disfrutar el paisaje, de la compañía de un amigo/a o familiar o del sonido del viento y la naturaleza alrededor; escuchar música; concentrarnos en la respiración y liberar tensiones, además de ejercitar nuestro cuerpo. Es una actividad sencilla, barata y al alcance de todos en cualquier momento del día, e incluso de la noche.
Hay muchos beneficios de los que no somos conscientes, que la práctica habitual de esta actividad genera: ayuda a dormir mejor, mejora el humor y la circulación, aumenta la esperanza de vida, previene el deterioro cognitivo, reduce el riesgo de sufrir alzheimer y el estrés. Estos son los beneficios desde un punto de vista científico, que un paseo aporta a nuestra vida, además de la sensación de sentirse mejor con uno mismo.
Por tanto, la próxima vez que decidas emplear tu tiempo de ocio en ver la tele o utilizar redes sociales, piensa en emplear parte de ese tiempo en salir a pasear un rato.





Fátima Panadero Manzaneque.
Curso: 2º Bachillerato
Centro educativo:
IES Isabel Perillán y Quirós
Asignatura: Imagen y Sonido

No hay comentarios:

Publicar un comentario