sábado, 1 de agosto de 2015

Pasados despertares

La gente pensará: ¡Pero si es sólo el sonido de unos pájaros!
Pero yo respondo que no lo es. No es sólo un simple sonido de unos pájaros; es el sonido de la tranquilidad, de la relajación y de la libertad. Y así es como me sentía cuando lo escuchaba: tranquila, relajada, libre.
 También alguien podría preguntarme: ¿Por qué te gusta tanto escuchar el simple sonido de unos pájaros? Y yo les respondería que simplemente porque así es como me despertaba cada mañana, con el fantástico ruido de la naturaleza entrando por mis oídos y haciendo de mi boca una gran sonrisa.
 Este es el sonido que habita en mí, y me hace recordar cuando era más pequeña y sonreía nada más escucharlo. Sin duda, me alegraba, porque sabía que un día me esperaba.
 Otra cosa que se podría preguntar la gente es que por qué lo echo tanto de menos. Pues porque ya no me despierto así, aunque ahora me despierte de una manera mejor. No pensaba que podría echar tanto de menos el sonido de unos pájaros, pero lo cierto es que sí.
Alba Peralta Espinosa
Colegio Helios
     2ºESO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada