martes, 22 de enero de 2013

Niños jugando en la nieve

(Este es un ejemplo de una entrada tipo realizada desde el área de Lengua y Literatura Castellana para un nivel de 1º de la ESO y todos los subproductos relacionados y convenientemente enlazados)
Hoy, dia 22 de Enero de 2013, ha nevado en mi pueblo y eso es algo que no sucede muy a menudo. Desde que yo recuerdo solo ha sucedido en tres ocasiones. Si me preguntáis por qué, tal vez tenga que ver con el hecho de que estamos a tan solo 479 metros de altitud.

Como no es algo muy frecuente, todos los niños de mi barrio hemos dejado nuestras tareas, nuestros estudios y hemos salido como locos a la calle para jugar con la nieve.
Los más pequeños haciendo muñecos ayudados por algún adulto y el resto peleándonos con las bolas o patinando por las cuestas.

La nieve es algo muy especial para mí. Cuando era más pequeño y llegaba la temporada de invierno me iba a la cama pensando que al día siguiente una tremenda nevada me impediría ir al colegio, y no porque no me gustara el colegio sino porque para mí la nieve tenía algo mágico, algo milagroso. Pensaba que una nevada copiosa sería capaz de parar el mundo, de hacer que los planetas dejaran de girar, de convertir la tierra en un santuario impoluto y silencioso.
Pero bueno, ahora ya he dejado de soñar, tengo 12 años y comprendo perfectamente que a 479 metros de altitud todo lo más que me dará la nieve será una tarde de juego con mis amigos tan maravillosa como ésta.




Ver El sonido que habito en un mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada