martes, 21 de abril de 2015

La estufa ardiendo

En un día que amanece tan fríamente como el 21 de Abril, no hay nada mejor que una estufa encendida por la mañana, que caliente tu hogar. En un día tan frío como este, lo mejor es salir de tu casa bien calentito.

Claro que, si solo tenemos una estufa y no la acompañamos con nada, puede que esto se quede muy solo. Así que, ¿qué hay mejor que un buen chocolate caliente, o un café, acompañado de un desayuno de cereales para ir bien desayunado al instituto? Y todo esto, claramente, mientras la estufa te calienta.

Esta estufa funciona a base de pellets. Los pellets, no están tan popularizados, aunque son una fuente combustible muy económica y fácil de encontrar actualmente. Aparte, si te gusta la naturaleza, te gustará saber que no hace falta talar arboles para conseguir pellets, ya que es un material totalmente reciclado; y al quemarlo produce menos monóxido de carbono, es decir, contamina mucho menos que la madera.
Un saco de 15 kilogramos de pellets cuesta de 2,50 euros a 3,50 euros, normalmente. Claro que, también depende del lugar en el que lo compres, y de la marca que sean.

Las estufas de pellets, son actualmente en mi opinión, una mejor forma de economizar en cuanto al precio del gas y de la calefacción. Esta estufa, fue comprada en Septiembre de 2013, es decir, tiene ya más de un año, y desde entonces hemos ahorrado más de 500 euros en calefacción. Suele estar encendida casi todos los días de invierno, y hay algunas excepciones en los días más cálidos, en los que no hace falta. Aunque, si es un día considerablemente frío de primavera, como hoy, también se puede encender.

Creo que la gente podría pensar en comprar estufas de pellets en vez de gastar en calefacción, ya que a la larga te ahorras dinero y además, contaminas menos.



Hecho por Bogdan Olaru, 1º Bachillerato E, alumno del IES Isabel Perillán y Quirós en Campo de Criptana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada