jueves, 26 de mayo de 2016

Otro día más



Todo empezó hace dos años. Mis padres decidieron regalarme un despertador, el mismo que rompe el silencio casi todas las mañanas con un sonido bastante molesto. A muchas personas el sonido le puede gustar ya que les transmite alegría para empezar el día, a otras, como a mi, no nos gusta ya que nos interrumpe nuestros sueños. Yo solo me lo pongo cuando me tengo que despertar pronto y por eso me gusta tanto que sea fin de semana. Pero no todo me parecen desventajas sobre el despertador, también tengo que decir que tiene su parte buena; si lo activas, te despertarás a esa hora porque con ese ruido tan molesto es imposible dormirte. 
Andrea Rodríguez
2ºESO

No hay comentarios:

Publicar un comentario