sábado, 27 de abril de 2013

"Un mundo de fábula", el musical.

Aquella sala que estaba haciendo la función de camerino por un día era un auténtico corral, y nunca mejor dicho. Estaba repleto de niños nerviosos disfrazados de gallinas, ratones, cigarras, ovejas, zorros, hormigas y un gran número de participantes de la orquesta. Entre ellos estaba María. Ella no sentía nervios, tenía una mezcla de sentimientos. No podía ocultar la melancolía que sentía al ver que esa era una de las últimas veces que iba a participar en actos delante de su gente. Por su mente pasaban las imágenes de diez años dedicados a aquellas paredes.
- ¡Hora de salir! - gritó la profesora desde la puerta.
Si ya antes había revuelo, lo que se producía en ese momento era un verdadero alboroto. 
Era el momento para María, el momento de despedirse de aquel escenario.
El aforo estaba completo, nadie quería perderse el estreno del musical. Hacía mucho que no había tanta gente. María miró a las gracias y los vio a todos, había ido todos y cada uno de los que se lo había prometido, ahora no se sentía sola. Momento de agradecimientos y momento de mayor melancolía para ella. Por su cabeza pasan mil momentos, mil ensayos, miles de recuerdos. Fueron grandes días y grandes amistades. Días intensos de aprendizaje. Días realmente duros pero que han merecido la pena, y la han merecido por llegar a estar subida en ese escenario para estrenar un musical.
Quizás no salga como le gustaría, quizás haya fallos pero eso es lo de menos, es el momento de disfrutar y que disfruten.
Comienza. Primero las cuerdas y luego bellas melodías de contestación de las maderas. Perfecto. 
Y así transcurre el musical, entre risas y sonrisas. Lo que cuenta en todo eso es la intención y la ilusión que cada niño puso en sus participaciones. 
María se lo pasó realmente bien y todos sus compañeros estaban muy contentos por como había salido todo. Ella había vivido aquel estreno como si fuera el último y, en parte, lo era. 

Ver El sonido que habito de Cristina Rodríguez. en un mapa más grande


Cristina R. 1º HCS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario