jueves, 16 de mayo de 2013

Unidos por un mismo sentimiento


En esta grabación, nos encontramos en medio de un partido de fútbol, donde la afición del Liverpool Football Club, equipo principal de la ciudad situada en el condado metropolitano de Merseyside, (Inglaterra) se une por unos minutos para poner todas las fuerzas y poder animar a su equipo antes del comienzo de un encuentro. En el estadio de Anfield, donde el equipo británico ejerce de local, antes de cada partido, la afición entona una canción que tiene como suya propia, un cántico para apoyar hasta el límite al equipo, adoptado como si fuera su propio himno: "You'll never walk alone", que significa en castellano "Nunca caminarás solo".
Lo que más me atrae y fascina, es la increíble grandeza que puede llegar a tener el fútbol. Como puede unir y hermanar a más de 45.000 personas, por unos minutos cantando al mismo son esta amada canción, como si estuvieran interpretando al unísono una oración religiosa. Incluso la gente más vergonzosa, o los que se sientan menos vinculados a este club, finalmente acaban contagiados por este momento, y se van uniendo poco a poco, cantando más fuerte, con más ímpetu... llegando al estado de máxima excitación.
Todo sea, porque tu equipo tenga el mayor aliento para ganar un partido, un título, o simplemente el honor del triunfador añadiendo una victoria más al palmarés. Pero, siempre mirando atrás, ves como se consigue algo más: la hermandad entre la gente. Algo que, por desgracia, aún no hemos podido trasladar al resto del mundo en el día a día de nuestra vida.
Nada es imposible, eso me ha enseñado este deporte.

http://filosofiavcdtq3.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario