jueves, 6 de junio de 2013

Haciendo palomitas en el microondas.


Esta grabación puede orientarse a dos campos de la ciencia diferentes, uno más acercado a la rama de la tecnología, por el funcionamiento del microondas, y otro que sería la biología, al tratarse de semillas de maíz:



En los hornos, se generan las microondas con un dispositivo llamado magnetrón, un aparato que produce microondas de gran potencia. El magnetrón es una pequeña cavidad metálica con un filamento caliente que emite electrones, un alto voltaje que los acelera y un potente imán que los hace girar. Al girar, los electrones generan una onda resonante en la cavidad. Este tipo de resonancia es similar a cómo en una guitarra las cuerdas hacen resonar la caja de madera. La onda es posteriormente guiada hacia la cámara del horno donde llega a la comida y la calienta. Allí, el agua liquida de la comida absorbe energía de la microonda: las moléculas de agua, que son polares, son agitadas por el campo eléctrico de la onda, golpeándose entre sí y aumentando su temperatura.

Las palomitas explotan debido a que e
maíz tiene una cáscara dura y hermética, el epicarpio, que contiene dentro de sí cierta cantidad de almidón y humedad. Al calentarse la semilla, la humedad se convierte en vapor de agua, lo que aumenta la presión en su interior. El epicarpio de la semilla no puede contener la presión y se rompe violentamente.

Está grabación fue tomada el sábado 1 de julio por la noche, cuando mi familia iba a ver una película e hizo palomitas.




Isabel Naranjo Díaz- Ropero 1ºBach D, Centro Isabel Perillán y Quirós

No hay comentarios:

Publicar un comentario