domingo, 16 de junio de 2013

HYDROS


El viento bailaba por entre las hojas de los árboles y el sonido del riachuelo se oía cada vez más cerca. El ángel Cronos, y el humano Álex, se acercaban a su destino. El ángel se había unido a la búsqueda de lo único que podía salvar a su pueblo. Si Elder, el jefe supremo de los demonios, se hacía con el orbe mágico, podría destruir la raza de los ángeles, y a todas las demás razas oníricas que convivían con los humanos en el mundo Hydros, consiguiendo así el dominio total del planeta y de los humanos. Álex estaba en la búsqueda para poder liberar a su región de la tiranía que ejercían Élder y sus demonios.
Después de descubrir que el orbe ya había sido robado de su cámara, fueron directamente al único lugar donde se podía realizar su conversión al mal, en el templo del agua, cerca del riachuelo Esmérida.

Y así llegamos al momento actual.

El sonido del riachuelo se hacía cada vez más fuerte. Sabían que sólo tenían hasta el amanecer antes de que Élder consiguiera el control total del orbe y creara un gigantesco ejército demoníaco. Vieron un destello en el cielo y zarcillos de niebla mágica empezaron a tomar la forma de cientos de demonios. El sudor caía por la cara de Álex, y Cronos tenía una expresión de determinación en la cara. Las alas del ángel relucían como oro ante el sol de la mañana, que ya despuntaba tras las colinas, cerca del riachuelo, donde ya empezaban a materializarse hordas de demonios. Cronos gritó con todo el poder que le daba su furia contenida: - ¡Por los ángeles! ¡Por los humanos! ¡Por todas las razas!...¡¡ Por Hydros!! – Y se lanzó a la batalla. Álex, siguiéndole, justo antes de entrar a la batalla, vio que detrás de las hordas de demonios había un ejército mucho mayor. Estaba compuesto por humanos y ángeles, pero también por miles de otros seres: hadas, trasgos, duendes, troles, centauros, magos, brujas, … Y en ese momento, Álex, supo en el fondo de su mente que ganarían y que algún día Hydros sería un lugar feliz y sin guerras, donde todas las razas vivirían en armonía.                              








 
Ver Hydros en un mapa más grande

Trabajo realizado por Diego Puebla Sacristán, de 1º de ESO para Lengua Castellana y Literatura, IES María Moliner de Segovia

No hay comentarios:

Publicar un comentario